Enéada I, 5, 7: Sexta dificuldade

Capítulo 7: Sexta dificuldade
1-7: Dificuldade: porque então adicionamos os tempos passados ao tempo presente?
8-20: Resposta: a felicidade, contrariamente ao tempo, deve estar inteiramente presente
20-30: A felicidade corresponde à vida inteligível, que é eterna e intemporal


7. —Pero si no hay que tener en cuenta más que lo presenté sin sumarlo con lo pasado, ¿por qué no hacemos lo mismo en el caso del tiempo, sino que, sumando el pasado con el presente, decimos que es mayor? ¿Por qué, pues, no hemos de decir que la felicidad es tan [5] grande como el tiempo transcurrido? Y así, podemos dividir la felicidad de acuerdo con las divisiones del tiempo. Además, si medimos la felicidad por el presente, la haremos indivisible.

—No, el tiempo no es absurdo contarlo, aunque ya no exista, puesto que podemos contar el número de las [10] cosas existidas pero ya no existentes, por ejemplo el de los muertos. En cambio, es absurdo decir que la felicidad que ya no existe esté presente y sea mayor que la presente. La felicidad exige estar junta1, mientras que un tiempo de mayor duración que el presente exige dejar de existir. Y, en general, la prolongación del [15] tiempo comporta dispersión de una unidad que existe en el presente. Y por eso se dice con razón que el tiempo es una «imagen de la eternidad»2, porque trata de desvanecer en su propia dispersión lo permanente de aquélla. De ahí que, si esa imagen le quita a la eternidad lo que en ésta hubiera habido de permanente y se lo apropia, lo destruye3: queda a salvo por un momento y en cierto modo gracias a la eternidad; pero [20] perece si pasa a estar del todo en la imagen4. Y así, puesto que la felicidad está en la vida buena, es evidente que hay que ponerla en la vida misma del Ser, porque ésta es la más eximia5. Luego no debe ser numerada con el tiempo, sino con la eternidad. Ahora bien, la eternidad no debe ser ni mayor, ni menor ni de extensión alguna, sino lo determinado, lo inextenso y lo intemporal. Y, por tanto, no hay que hacer [25] coincidir el Ser con el no-ser, ni el tiempo ni lo perpetuamente temporal con la eternidad, ni hay que extender lo inextenso, sino tomarlo todo entero, si lo tomas alguna vez, tomando no lo indiviso del tiempo6, sino la [30] vida de la eternidad, la que no consta de una serie de tiempos, sino que existe toda junta desde todo tiempo7.

  • 1. Es decir, no disgregada en partes sucesivas, como lo está el tiempo. No hace falta enmendar el texto (contra Henry-Schwyzer, t- III, pág. 354).
  • 2. Platón, Timeo [[Tim:37d|37 d 5]].
  • 3. Si la felicidad pasara del dominio de la eternidad al del tiempo, dejaría de ser permanente y, en consecuencia, dejaría de ser la verdadera felicidad.
  • 4. Si la felicidad pasara a estar del todo en la imagen (i. e., en el tiempo, imagen de la eternidad), sería, lo mismo que el tiempo, un continuo fluente y sucesivo.
  • 5. La felicidad, como vida perfecta (cf. I 4), corresponde a título primario al Ser eterno de la segunda Hipóstasis.
  • 6. Lo indiviso del tiempo es el «instante»; pero la indivisión del instante, como la del punto, es muy distinta de la indivisión de lo eterno, porque el instante y el punto son resultado de una abstracción.
  • 7. Al decir «desde todo tiempo», quiere decir «desde siempre»: la eternidad transciende el tiempo.