Enéada I, 5, 6: Quinta dificuldade

Capítulo 6: Quinta dificuldade
1-6: Dificuldade: se as dores e as penas prolongadas fazem crescer nossa felicidade com o tempo, porque os bens não fariam crescer a felicidade da mesma maneira?
6-23: Resposta: nossa dor cresce porque a doença ela mesma se agrava, não porque uma dor passada se adiciona à dor presente. Do mesmo modo, a felicidade pode crescer, no sentido que alcançamos um grau mais elevado de virtude, mas jamais porque durou mais tempo.


6 —Entonces, ¿qué decir del desdichado? ¿No es más desdichado con la prolongación? Y todas las otras cosas desagradables ¿no hacen mayor la desgracia con la prolongación del tiempo, por ejemplo los dolores duraderos, las penas y todas las cosas de este tipo?

Ahora bien, si estas cosas acrecientan el mal de este [5] modo, con el tiempo, ¿por qué las contrarias no acrecientan la felicidad del mismo modo?

—Es que, en el caso de las penas y dolores, sí cabe decir que el tiempo produce un incremento, por ejemplo, el que la enfermedad sea crónica, porque se produce un estado y el cuerpo empeora con el tiempo. Porque si el cuerpo se mantuviera igual y el daño no [10] aumentara, aun en este caso lo penoso sería siempre lo presente, a no ser que se le sume lo pasado habida cuenta de la persistencia de lo pretérito. Añádase a esto que, en el estado de desdicha, el mal se dilata con la prolongación del tiempo debido a que también se acrecienta el mal estado con su persistencia. El [15] acrecentamiento de la desdicha se produce, pues, justamente por adición de una nueva cantidad, no por la prolongación de lo igual, mientras que lo que, siendo igual, es más prolongado no existe simultáneamente, y no hay que llamarlo más prolongado en absoluto sumando lo que ya no existe con lo que existe. Pero el estado de felicidad tiene su término y su límite y es siempre el mismo. Y si es verdad que aun en éste se produce un aumento paralelo al aumento del tiempo1, [20] de suerte que uno sea más feliz porque progresa al crecer en virtud, lo que se alaba en él no son los muchos años de felicidad contados, sino el crecimiento experimentado en el momento en que es mayor.

  • 1. Es decir, no disgregada en partes sucesivas, como lo está el tiempo. No hace falta enmendar el texto (contra Henry-Schwyzer, t- III, pág. 354).